Dosomotano

LAS VARIEDADES DE UVA

La Denominación de Origen Somontano

Cuenta con 15 variedades de uva,tanto locales como foráneas,procedentes de más de 4.400 hectáreas de plantación. Ellas son la materia prima de la que nacen sus excelentes vinos

Cabernet-Sauvignon
Cabernet-Sauvignon es el sinónimo de los vinos con clase. Su profundo color y alto contenido en taninos le reservan excepcionales condiciones para la crianza.
Merlot
Uva versátil de la que se obtienen tintos de consumo rápido con predominio de notas florales y afrutadas y vinos que alcanzan su madurez tras una prolongada crianza.
Tempranillo
Baya de un negro intenso define esta variedad que produce vinos con delicados aromas frutales.
Syrah
Los vinos son suntuosos, vigorosos, potentes, con cuerpo, de textura sedosa. Tienen aromas muy agradables a violeta, coco, higos, carne de caza, mina de lápiz, trufa, especias o menta.
Garnacha Tinta
De origen mediterráneo, la Garnacha es una variedad exquisita para la elaboración de vinos que muestran un suave paladar afrutado.
Moristel
Variedad autóctona de la zona que aporta a los vinos del Somontano el carácter, la personalidad y el tipismo que debe caracterizar a una Denominación de Origen.
Parraleta
Sus vinos son de notable color, buena acidez y personalidad aromática.
Pinot Noir
Variedad elegante, los mejores vinos de Pinot nacen de uvas procedentes de terrenos calcáreos o arcilloso-calcáreos que crecen, únicamente, bajo climas templados.
Chardonnay
Ofrece vinos elegantes de aromas inconfundibles. Es la uva blanca reina de esta Denominación y su expresividad aromática se ve plasmada en muchos de los vinos blancos del Somontano.
Gewürztraminer
De abanico aromático amplio y exhuberante, Gewürztraminer produce vinos de inconfundible personalidad y con una excelente evolución en botella.
Macabeo
Vinos blancos secos y afrutados promete la uva Macabeo, variedad tradicional en los vinos que se producen en esta Denominación de Origen.
Sauvignon Blanc
Variedad blanca de fruto pequeño y color dorado, base de excelentes vinos blancos con aromas que evocan a miel, bizcocho, espárragos o pomelo rosado. En boca destacan por su notable acidez y gran personalidad.
Garnacha Blanca
Da lugar a vinos en los que la fruta y la frescura en nariz y boca son predominantes. Sus notas de color con diferentes matices de tonos amarillos da paso a aromas de fruta madura y a sabores suaves y cálidos sumamente originales.
Riesling
Uva blanca originaria de Europa Central que expresa con claridad el -terroir- del que procede sin perder su propia identidad. Da lugar a vinos afrutados, frescos y florales con una marcada acidez.
Alcañón
Tiene un color y un cuerpo que dan a los vinos ese toque meloromántico en función del tiempo de fermentación. Produce un vino de delicado aroma y color amarillo pálido pajizo con tonos verdes.